Cómo mantener la diabetes bajo control

Hay diferentes tipos de diabetes, y no existen dos personas con la misma diabetes. Así pues, tampoco hay una dieta o alimentación ideal para todos los diabéticos. Sí existen, sin embargo, una serie de recomendaciones para elegir los alimentos más convenientes. La cuestión clave será controlar a través de la nutrición los niveles de glucosa, la presión arterial y el colesterol en sangre

En este post, vamos a repasar las claves que se deben observar en una dieta para diabéticos que incluya desayunos, meriendas y postres saludables y sabrosos. El catálogo de repostería de Blue Truffle representa un auténtico menú para diabéticos. Porque no hay razones para renunciar al placer de comer. Veamos los principios de una dieta para diabéticos: 

Si tienes diabetes de tipo 1, el cómputo de carbohidratos es muy importante con el fin de mantener estable tu nivel de glucosa. Se trata de calcular la cantidad de carbohidratos que hay en la comida y compararla con la cantidad de insulina que necesitas. Si padeces diabetes de tipo 2 y tienes sobrepeso, es importante que encuentres la manera de perder peso, ya que esto mejora el control de la diabetes al ayudar a reducir la glucosa en sangre.

Para cualquier tipo de diabetes, mantener un peso adecuado es fundamental. Pero igualmente importante resulta elegir los alimentos idóneos y las cantidades que ingieres de cada uno. En primer lugar, sabemos que todos los carbohidratos afectan a los niveles de glucosa en sangre, por lo que es básico conocer qué alimentos contienen carbohidratos y elegir los más saludables. Entre estos, destacamos los cereales integrales, las frutas y las verduras. Por otra parte, resulta fundamental reducir los alimentos bajos en fibra, como el pan blanco, el arroz blanco o los cereales procesados.

La sal aumenta el riesgo de padecer hipertensión arterial, lo que a su vez incrementa la posibilidad de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Y la diabetes implica una mayor propensión a padecer estas afecciones. Por eso es importante no llegar a los 6 gramos de sal al día. La mayoría de alimentos envasados contienen sal, lo que dificulta cumplir con ese tope de consumo diario. 

Hay un consenso generalizado sobre la condición saludable de la fruta y la verdura, y ello por su aporte de vitaminas, minerales y fibra. Algunas personas con diabetes pueden preguntarse si sería conveniente evitar la fruta debido a su contenido de azúcar. La respuesta es rotundamente no. En efecto, la fruta contiene azúcar, pero se trata de fructosa, un glúcido natural muy diferente del azúcar añadido que se suele encontrar en galletas, tartas, chocolates y tantos otros productos alimenticios.

Todos necesitamos la grasa en nuestra dieta porque nos da energía. Pero los distintos tipos de grasa afectan a nuestra salud de forma notablemente diferente. Las grasas saludables se encuentran en alimentos como los frutos secos, las semillas o el aceite de oliva. Por el contrario, las grasas saturadas -presentes en la mantequilla, por ejemplo-  aumentan el nivel de colesterol en la sangre lo que incrementa el riesgo de problemas para las personas con diabetes. 

Lo que se llama “Carga Glucémica” es la medida que mejor representa el efecto de los alimentos en el nivel de glucosa en sangre. Se calcula multiplicando el “índice glucémico” por los hidratos de carbono presentes en una porción de consumo (y dividiendo por 100). Si el resultado es inferior a 10, se considera un alimento de baja carga glucémica; superior a 20, sería un alimento con alta carga y, por tanto, más posibilidades de provocar un pico de glucosa. De ahí que los diabéticos deban conocer la carga glucémica de los alimentos que suelen consumir.

Seguir este conjunto de recomendaciones puede ser difícil. Quieres eliminar los azúcares añadidos para controlar tus niveles de glucosa en sangre y mantener tu peso bajo control; quieres reducir los hidratos de carbono y la sal, y prescindir de los productos procesados o aquellos que usan mantequilla o harinas no integrales; quieres seguir una dieta rica en fibra que tienda a bajar la carga glucémica de los alimentos; al mismo tiempo, quieres asegurar la ingesta de los nutrientes que necesitas en tu vida diaria. ¿Qué dirías si te presentan unos productos que cumplen todos estos requisitos? 

Blue Truffle posee un catálogo de repostería alineados con una dieta para diabéticos. Los snacks Blue Truffle son los dulces que puedes tomar a cualquier hora aunque tengas diabetes. Las tartas Meri berries y Meri Poppies son el postre perfecto para ti pues están elaboradas sin azúcares añadidos ni grasas saturadas a partir de ingredientes de baja carga glucémica. Contáctanos en info@thebluetruffle y verás qué fácil será incorporar nuestros productos a tu dieta.

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
SeguirFb.Insta.
...
Volver
Carrito Tu carrito 0

No hay productos en el carrito.

Total 0,00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!

close